Carlos Lozano: servicios públicos colapsados ante indiferencia de la alcaldía de Valencia

Durante sus acostumbrados recorridos por el estado Carabobo, el diputado Carlos Lozano constató el deterioro de los servicios públicos, que está afectando considerablemente a los ciudadanos, debido a que la no recolección de desechos, problemas con agua, líneas telefónicas y fallas de electricidad agobian a los vecinos.

El legislador indicó, que a las afueras del Mercado Periférico de La Isabelica, perteneciente a la parroquia Rafael Urdaneta, de la capital carabobeña, la basura abarrota  a quienes visitan el lugar, pues los camiones de aseo, según explicaron los compradores que acuden a este centro,  rara vez se dan una vuelta para recoger los desperdicios.

“La parroquia Rafael Urdaneta, como el resto del estado, están hundidas en la desidia, el estacionamiento del Periférico es un mar de basura, los camiones recolectores no aparecen, y este centro de distribución de alimentos está rodeado de desperdicios, lo más doloroso es que niños vienen a escarbar entre los desechos porque no tienen nada para comer. Todos los servicios están colapsados por la indiferencia de la Alcaldía de Valencia, quienes criticaron duramente la gestión anterior y pese  a que esta ahora roja, continúan sin darle solución a estas problemáticas”, expresó Lozano.

En ese sentido, indicó que el servicio de telefonía e internet en la comunidad de Parque de Valencia es inexistente, gracias a los persistentes robos de los cables, que pese a que los vecinos han pagado por su cuenta el restablecimiento a técnicos particulares, siguen siendo víctimas del hampa, quedando en completa incomunicación.

“¿Alguna vez se ha visto al personal de la alcaldía reclamando, pidiendo soluciones al estado por la crisis de servicios públicos en general? el venezolano no solo tiene que lidiar con la crisis económica que les impide adquirir diversos alimentos por los altos costos, sino también deben sobrevivir sin agua diariamente, o en algunos casos cuando les llega, bañarse y hacer sus labores diarias con agua amarillenta, totalmente insalubre, deben navegar entre basura, soportar los cortes eléctricos y además estar incomunicados, esto no es calidad de vida, solicitamos a la autoridades regionales y nacionales se aboquen y trabajen, eso es lo único que el pueblo les pide”, finalizó